Comunicados
 
Pedido de convocar a Embajador argentino en Cuba
4 de noviembre de 2019
CADAL le solicitó Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, Jorge Faurie, que convoque al Embajador de la República Argentina en Cuba para analizar en forma conjunta los pasos a seguir ante los reiterados impedimentos arbitrarios, por parte del gobierno cubano, para viajar a la Argentina a los ciudadanos de su país, violando el artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el 52 de la nueva Constitución de Cuba.
 
 

El pasado sábado 2 de noviembre los jóvenes ciudadanos cubanos Juan Michel López Mora y Dayanis Salazar Pérez, residentes en la Isla de la Juventud, y el domingo 3 la periodista Camila Acosta, residente en La Habana, fueron impedidos de viajar a Buenos Aires, contando todos ellos con visa para ingresar a la Argentina. Los tres iban a participar del Programa Good bye Lenin, que CADAL organiza del 4 al 15 de noviembre con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer, y ya tenían agendada una visita al Museo de la Memoria en la ex ESMA.

Pedido de convocar a Embajador argentino en Cuba

CADAL también le solicitó al Canciller argentino que por este tema considere emitir un comunicado oficial condenando estas arbitrariedades del gobierno cubano y solidarizándose con sus invitados.  Anteriormente, el 20 de agosto de 2019, CADAL le pidió a Faurie convocar al Embajador de Cuba en la República Argentina para que brinde explicaciones por la arbitraria prohibición de viajar a Buenos Aires a la ciudadana cubana y periodista de 14ymedio Luz Escobar, quien había sido invitada a realizar la cobertura de la Conferencia en el Día Internacional en Recuerdo de las Víctimas del Totalitarismo.   

El Artículo 13 inciso 2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos establece que "Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país" y el 52 de la flamante Constitución de Cuba reconoce que “Las personas tienen libertad de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio nacional, cambiar de domicilio o residencia, sin más limitaciones que las establecidas por la ley”. 

El gobierno cubano ya registra más de 200 casos de activistas y periodistas independientes a los cuales arbitrariamente les impide viajar al exterior, como en los tiempos de la Guerra Fría. Ante este nuevo retroceso de Cuba en materia de derechos humanos, CADAL también le ha pedido a varias Cancillerías europeas condicionar la cooperación económica al respeto del gobierno de Díaz Canel de su propia Constitución adoptada este año.